El corazón es un pésimo consejero

Mariska-Hargitay-elenco-de-Law-Order-Special-Victims-Unit

Cuando queremos mucho una cosa, a veces, ¡dejamos de pensar! ¡Sí! Parece extraño, pero eso es exactamente lo que sucede. Dejamos que el corazón piense por nosotros mismos y no nos damos cuenta de que estamos actuando impulsadas por la emoción y no por la razón. Yo pienso “pero si no hago nada, ¿Cómo va a suceder?” A veces no hacer nada es más difícil que derribar una pared con los puños.

Hoy voy a hablar de una serie que me ha tocado esta semana: “La Ley y El Orden: Unidad de Víctimas Especiales”. Cuando veo esta serie, me acuerdo del Proyecto Rahab y me doy cuenta de cómo las mujeres maltratadas necesitan el apoyo y la gracia de Dios para superar el trauma. Pero esa no es la cuestión. Aquí vamos:

La serie habla de una unidad de investigación especial que sólo se preocupa por los casos de abusos, violencia contra los niños, las mujeres y otros. El personaje principal es Olivia Benson, una mujer fuerte que ha nacido de una violación – su madre era alcohólica y fue violada cuando era adolescente. Ella nunca superó el trauma de no tener una familia. Siempre tuvo una gran curiosidad de conocer a su padre y si era verdad que su madre había sido violada; después de todo, un alcohólico puede mentir. Lo curioso es que ella es una policía que siempre cree en la víctima, pero duda de su madre.

En la octava temporada, Olivia decide adentrarse para descubrir su origen y busca en una base de datos de ADN para encontrar a su familia de sangre. Encuentra un hermano, Simon Marsden. Sin embargo, el encuentro es algo atropellado, ya que este medio hermano es investigado por violación. Su corazón se niega a creer. En un impulso, creyendo estar ayudando, le da dinero para que pueda tratar de demostrar su inocencia. Y aquí comenzamos nuestra reflexión: ¿Un policía realmente entrenado cree que está haciendo lo correcto al dar dinero a un desconocido que acaba de descubrir que es su hermano, para que él pueda demostrar su inocencia? Esta actitud muestra que el corazón está tomando el lugar del cerebro.

Simon es investigado por el FBI desde hace algún tiempo, y Olivia casi pierde su insignia y empleo por ayudar a su hermano desconocido. Al ser interrogada por el detective se muestra renuente. Pero la voz de la razón, asfixia al corazón que grita que tiene que ayudar a su hermano y no debe acusarlo. Olivia comienza a cooperar con la investigación. Luchando contra lo que siente, lleva a su hermano a una trampa de la que, por desgracia no funciona y este huye.

En este punto, el cerebro de Olivia vuelve a su lugar. La policía comienza a investigar al padre de ambos. Incluso en contra de sus emociones admite que su madre decía la verdad: su padre era un violador. Imagínese lo difícil que es admitir algo así, decir que: “Yo soy el producto de una violación”.

Olivia comienza a sospechar que su hermano también es culpable, pero esta vez en lugar de escuchar a su corazón diciendo: “Si el padre es violador, el hijo debe serlo también”; la detective Benson sigue buscando la verdad. Y actuando con la cabeza y con sus habilidades como investigadora, puede probar la inocencia de su hermano, que estaba siendo acusado injustamente.

Lo que nos dimos cuenta es que Olivia se deja llevar por la emoción de encontrar a un hermano después de todo, siempre ha sido una mujer sola y ahora tiene la posibilidad de tener una familia por primera vez -¡el corazón ciega!- En lugar de utilizar sus habilidades de policía, prefiere darle dinero a su hermano para que huya. Si desde el inicio hubiera utilizado la razón, le habría ahorrado mucho sufrimiento a todo el mundo, incluso a ella misma. Estuvo a punto de perder su placa. Casi perdió todo lo que tenía por una emoción, un sentimiento. El deseo de tener un hermano.

El corazón actúa así. A veces estamos solas y creemos que la primera persona que se acerca es un amigo. Y movidas por una emoción nos exponemos más de lo que debemos. O cuando estamos en el campo sentimental, nos entregamos a creer que por amor todo vale la pena, y si no hacemos algo, perderemos al amor de nuestras vidas. O para defendernos de una injusticia, en lugar de utilizar la inteligencia o utilizar la fe nos justificamos, tratamos de resolver la situación, ya que el corazón dice que lo tenemos que resolver. Momentáneamente nos olvidamos de todo lo que hemos aprendido.

A veces, no actuar es la mejor acción que podemos tener. Confía en Dios. Deja las cosas en sus manos. El corazón nos hace creer que si no actuamos, vamos a perder la oportunidad. ¿Y sabes lo que pasa? Perdemos la oportunidad. Y muchos terminan perdiendo la fe, la salvación. Una actitud emocional pone en peligro todo lo que hemos logrado durante años. Una relación con Dios puede tomar años para construirla, pero minutos para desmoronarse… ¿y no es así con los seres humanos también?

Por muy poco Olivia no perdió todo lo que construyó. Sin embargo, el agente del FBI la hizo pensar y ella con humildad reconoció su error y lo arreglaron.

Lo que me intriga, al menos conmigo funciona así: Siempre pienso que estoy actuando racionalmente, estoy haciendo lo que se tiene que hacer. Sin embargo, cuando cae la ficha que nos hace actuar emocionalmente, ¡Dios mío! Es como si me sacaran una venda de los ojos. Y mi corazón se calma. Porque cuando actuamos desde el corazón, nuestro interior está tenso, viene una angustia; y la duda de si podemos lograr el objetivo, se instala y aumenta aún más nuestras actitudes emocionales. Así que cada vez más, me doy cuenta de que la comunión con Dios es la que me libra de las trampas del corazón. Cuando estamos junto con Dios, estas dificultades son evidentes. Para mí, cuando caigo en una de ellas, es una alerta roja: la necesidad de volver a Dios.

Bueno, para mí funciona así. ¿Y con ustedes?

¡Comparta!

6 thoughts on “El corazón es un pésimo consejero

  • Julio 29, 2015 at 9:02 pm
    Permalink

    Gracias a Dios por poner este proyecto de ayuda en mi camino, de gran bendición…

    Reply
  • Agosto 2, 2015 at 1:07 am
    Permalink

    Felicitaciones por sus artículos y Dios bendiga aún más lo que hacen por los demás…

    Reply
  • Mayo 5, 2016 at 10:53 pm
    Permalink

    nosotros no debemos dejarnos llevar por el setimiento porque el corazon es engañoso

    Reply
  • Mayo 23, 2016 at 9:20 pm
    Permalink

    Es verdad como dice la palabra de DIOS el corazon es perverso y engañoso por eso debemos tener nuestra comunion con DIOS y asi estar alertas a las asechanzas del diablo

    Reply
  • Agosto 21, 2016 at 10:00 pm
    Permalink

    Es una gran bendición, este proyecto me ayuda muchisimo grasias a Dios por crearlo, pues no es fasil poder superarlo solo con la ayuda de Dios se puede comensar una nueva vida.

    Reply
  • Diciembre 3, 2016 at 10:08 pm
    Permalink

    No debemos dejar de llevarnos por el corazon, porque el corazon es engañoso y perverso ,es mejor pensar con la razon antes de actuar.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *