¿Por qué el lazo rojo?

El Proyecto Rahab 

Cristiane Cardoso, fundadora del Proyecto Rahab

El proyecto fue creado para valorizar y dar asistencia a las mujeres que  cargan algún tipo de trauma y sufren por marcas del pasado.¿Por qué el lazo rojo?
¿Qué existe de especial sobre el lazo rojo? Todo comenzó con la increíble historia de Rahab, una prostituta en una ciudad pagana, que adoraba dioses de la inmoralidad sexual.
Probablemente ella fue forzada a la esclavitud sexual desde niña, por causa de su cultura.
Ella amaba su familia, y posiblemente era la única que los sustentaba. Ella era dueña de un prostíbulo en la entrada de la ciudad de Jericó. A pesar de ser conocida por el rey y por las autoridades de la ciudad, no tenía amor ni lealtad por ellos. Ella deseaba tener una vida mejor y cuando vio la oportunidad de tenerla, arriesgó todo para encontrarla.
Rahab estaba lista para dejar su pasado, su casa, su cultura, su seguridad financiera, sus bienes y hasta su vida. Creyó que podía ser aceptada para seguir al verdadero Dios y volverse pura y nueva.
Fue en un momento crucial que Rahab pidió a los espías israelitas que protegieran su vida y la de su familia. Por causa de su fe audaz de arriesgar todo, ellos prometieron que ningún mal llegaría a su casa o a cualquiera que estuviera en ella, siempre y cuando que atase una cinta roja en su ventana que daba a la muralla de la ciudad. Rahab lo hizo y milagrosamente, su casa fue la única parte de la muralla que no fue totalmente destruida durante el ataque de los israelitas a Jericó. Ella y su familia fueron bienvenidos para ser parte de una nueva nación y comenzar una nueva vida. (Esta historia puede encontrarse en Josué 2)
Ese lazo rojo del Proyecto Rahab es un recuerdo de la fe audaz de una mujer abusada que creyó en una nueva vida; como también en la protección sobrenatural de Dios sobre ella, que permaneció junto a sus descendientes durante muchas generaciones.
Nosotras del Proyecto Rahab creemos en esa marca de protección. Practicamos y enseñamos el mismo tipo de fe audaz, que cualquier dolor, abuso o degradación de una mujer, puede ser completamente removido y curado. Usamos el lazo rojo conscientes de esa fe y seguras de esa protección.

 Evelyn Higginbotham

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *