Una puerta llamada perdón

porta-Raabe-
El perdón es el paso más importante para que la persona se desprenda de todo lo que le sucedió en el pasado y viva una nueva vida.

Para entender mejor lo que es vivir sin perdón le fue propuesto a un grupo de mujeres que pusieran una piedra en sus pies y se les pidió que trataran de caminar con ella. Todas se quejaron que les dolía llevar esa piedra, que era muy incómodo, y que no podían caminar mucho con esa molestia.

Así como es difícil vivir con esa piedra, también es difícil vivir sin perdonar y eso siempre nos dificultará tener un futuro.

Perdonar es un acto de razón y no un sentimiento, cuando la persona actúa con rabia, odio, rencor y resentimiento, actúa con los sentimientos y así se hace imposible perdonar, pero cuando se utiliza la razón por encima de todos esos sentimientos se hace más fácil perdonar, porque la persona llega a entender que el perdón es el primer paso para curar su interior.

Cada persona puede elegir entre dos caminos, el de la razón, que es perdonar, y el del sentimiento, que es actuar con rabia, odio, etc. El último quita las fuerzas, y por otra parte, la razón, nos impulsa.

Dios dejó en nosotros el don de perdonar y cuando no tomamos esa actitud es lo mismo que dejar de confiar en Su Justicia, y así impedimos que Él pueda actuar.

Algunas personas creen que cuando se perdona exoneramos a la otra persona, pero no es así, perdonar es orar y bendecir a la otra persona, pero no quiere decir que debamos convivir con ella y ser los mejores amigos. Perdonamos para deshacernos del peso que cargamos a lo largo de la vida y así podamos seguir adelante. La mayor beneficiada por el perdón somos nosotras mismas.

Después del perdón es momento de seguir adelante, el primer paso es trazar metas y determinar que no será más la misma mujer de hoy en adelante. Lo más importante es que la mujer se deshaga de todo lo que la haga recordar el pasado, se renueve a sí misma y a su alrededor. Después puede retomar su vida y, principalmente, tener una alianza con Dios.

Este tema aún toca los sentimientos de muchas mujeres, pero en las reuniones del Proyecto Rahab muchas pudieron abrirse y sacar de adentro todo lo que venían sintiendo a lo largo de los años, fuimos viendo el deseo y las ansias de muchas mujeres de liberarse de los sentimientos y aprender a perdonar.

Colaboró Medios Rahab Goiás

6 thoughts on “Una puerta llamada perdón

  • mayo 24, 2016 at 5:42 pm
    Permalink

    Cierto,cuando nosotros perdonamos , es como sacar un peso que cargabamos y al hacerlo nos sentimos libres, mas livianos , si Dios perdono Quien somos nosotros para no perdonar.

    Reply
  • junio 8, 2016 at 1:07 am
    Permalink

    es muy cierto si nosotras no aprendemos a perdonar y sobre todo si no nos perdonamos nosotras mismas ni DIOS puede hacer nada por nosotras y lo que el quiere es darnos una vida diferente

    Reply
  • julio 4, 2016 at 11:54 pm
    Permalink

    el perdonar es lo primordial para curar nuestro corazon y asi quede limpio para llenarlo con lo mas precioso q es el amor de Dios GRACIAS A Q PUDE PERDONAR QUEDE LIBRE DE ESE PESO

    Reply
  • julio 5, 2016 at 12:05 am
    Permalink

    el perdonar es lo primordial para curar el corazon y asi quede limpio de todo peso para llenarlo con lo mas precioso q es el AMOR DE DIOS sINO PERDONAMOS TAMPOCO SEREMOS PERDONADOS

    Reply
  • diciembre 3, 2016 at 9:58 pm
    Permalink

    Saber perdonar es lo mas sublime que agrada a Dios, y assi recibir el perdon de nuestros pecados.

    Reply
  • diciembre 8, 2016 at 6:01 am
    Permalink

    El perdonar o pedir perdon es lo mas lindo q hay.Prque nuestra alma necesita perdonar para swr FELIZ

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *